TEAR

Desde siempre la música me ha hecho vibrar, oír su sonido muy cerca y con la música llegan las emociones… Sentimientos que caen en forma de lágrima, a veces intensas, suaves y con una carcajada…

Por eso el anillo tiene forma de púa de guitarra y la boca de oro en forma de lágrima.